MI VIEJO PERRO

Me mira con la misma sensatez que el tiempo
y con los ojos tristes
mi viejo perro quiere decirme adios
sin la violencia del olvido.
Permanece en silencio y cuando me voy de casa
sus ojos se distancian del tiempo
y se hacen vida con las lagrimas de su olvido.
Se me lleva en silencio. Se me arrastra
a los días felices en que ambos
veíamos la vida
como un eterno juego entre los días.
Su presencia me presencia
a todos los seres con los que ambos convivimos
y que ya muchos se nos quedaron a mitad de camino.
El lo sabe. Lo intuye. Lo refrenda
en su pequeña memoria
y asume la nostalgia
de los tiempos huidos para seimpre.
Mi viejo perro, como yo,
se abandona a la deseperanza
de los atardeceres.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a MI VIEJO PERRO

  1. javier delgado echeverría dijo:

    Querido viejo perro de mi amigo: llévame a tu sensatez. Besos de casi ya Inocentes.

  2. Benita. dijo:

    ” Su presencia me presencia…” . Si algo común nos presencia las ausencias, usted siempre estará presente; tenemos en común su voz y su poesía, a través de la lectura y la escucha. Me gustó mucho esta idea suya. Un abrazo a toda su trayectoria.

  3. jazzy dijo:

    qué grande es usted. Un abrazo de una catalana

  4. neus dijo:

    Desde los abuelos hasta los niños de menos de 10 años, conocen y desconcierta a veces verlos cantar o recitar sus trabajos a gente tan pequeña. No se puede abandonar a la desesperanza algo intemporal. Un abrazo desde Jorcas.

  5. enrique dijo:

    eres y seras parte de la historia de aragon telo dice un musico eres buena persona buen politico y artista y eso no lo poseen muchos (solo los buenos gracias por todo ello un abrazo de este aragones del gancho

  6. Daniel dijo:

    La voz del pueblo sois caminante, nos debantais las fuerzas al caminar gracias seguiremos haciedo camino.

  7. Pingback: MI VIEJO PERRO | Literatúrame

Los comentarios están cerrados.